Perenne

Parecía que la “Penélopemanía” posterior a los Óscar se estaba disipando, pero ayer se presentó  “Los abrazos rotos“, la última película de Pedro Almodóvar. La macro rueda de prensa, digna de las convocadas por Florentino Pérez en la época  “galáctica”, puso de manifiesto que este fenómeno, fomentado, en gran medida, por el exitoso tándem que forma con el director manchego, no ha hecho más que empezar.

La pareja de oro del cine nacional

Ambos son el indiscutible referente del cine español actual en Hollywood y, por tanto, (por suerte o por desgracia) en el mundo entero. Director y actriz parecen estar hechos, cinematográficamente hablando, el uno para el otro. Esto se refleja en que el éxito internacional les ha llegado prácticamente a la vez.  Y es que esta chica “de Alcobendas” ha sabido hacerse un hueco de oro en el panorama internacional.
 
Y es aquí cuando la Analista Extremista deja los datos “objetivos”. ¿Acaso pensaban que este post no iba a contener extrema opinión? Bueno, como estos son mis primeros escritos, intentaré portarme lo mejor posible.  Empezaré por el final: el Óscar. Se ha escrito mucho sobre si merecía la estatuilla dorada o no.

 
Yo creo que la película por la que estaba nominada, “Vicky Cristina Barcelona”, es mala, es más mala que la quina, para qué nos vamos a engañar. Sí, muy bonita,  Barcelona es preciosa, pero el guión es lo más snob y “tópicón” del mundo: lo único que hacen en toda la puta película (con perdón) es beber (porque, como todo el mundo sabe, los españoles siempre bebemos vino a la luz de la luna) y tener conversaciones bastante estúpidas. Sin embargo, lo único que hace que no caiga en la categoría “¡Dios mío, aparta de mí este cáliz!”  son, efectivamente, las escenas en las que aparece la madrileña. Tampoco le echemos demasiadas flores, que las escenas son todas “igualicas” ¿eh?. Pero, en definitiva, clava el papel de desquiciada y salva la película…por los pelos.

 
En mi opinión, el “problema” de Penélope Cruz, si es que puede considerarse tal cosa, es que ha participado en producciones muy malas que, generalmente, corresponden a sus inicios en la industria norteamericana. Me vienen a la cabeza “Blow” (de este despropósito sólo sirve la banda sonora) o  “La Mandolina del Capitán Corelli” (de esta espantosa cinta sólo recuerdo eso, que era espantosa). Seguramente sea el precio que ha tenido que pagar por hacerse un espacio al otro lado del charco (precio que otras, como Maribel Verdú, jamás han estado dispuestas a pagar). Esperemos que el Óscar suponga un punto de inflexión en su carrera y a partir de ahora le ofrezcan cosas más interesantes.
 
Por el contrario, en España, a grandes rasgos, ha desarrollado un fántastico trabajo, muchas veces bajo la dirección de su gran amigo “¡Peeeeedro!”. Desde aquel papel secundario  en “Carne Trémula“, destacan “Todo sobre mi madre“, “Volver” y “La niña de tus ojos” (ésta a las órdenes de Fernando Trueba).
 
En definitiva, que tenemos Penélope Cruz para rato. Por suerte para el cine (español 😛 ).

Anuncios

~ por analistaextremista en marzo 14, 2009.

Una respuesta to “Perenne”

  1. Mala como la quina… Sobre todo en la versión doblada.
    Su querido amigo Peeeedro (jajaja) la abandonó en Elegy, qué mal amigo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: